MI GRAN PASIÓN

MI GRAN PASIÓN

UNA BODA EN NAVIDAD

UNA BODA EN NAVIDAD

LA NOVIA DE LA PANICULATA BLANCA

LA NOVIA DE LA PANICULATA BLANCA

SOBRE MI

La mejor forma para definirnos es preguntándole a los demás. Todos me reconocen como una persona constante, prudente y eficiente; a lo que yo añadiría, apasionada de mi trabajo y enamorada de lo que hago.

SOBRE MI

Una boda en Navidad

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

La novia de la Paniculata Blanca

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

Diseñadoras que tienes que conocer si te vas a casar…

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

Un cumpleaños lleno de detalles

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

¡Una pedida a todo color!

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

El bautizo de León

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

Comuniones con mucho estilo

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

·Una boda de ensueño· II parte

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

·Una boda de ensueño·

A Ana y a Manu los conozco personalmente y he de decir que me hizo especial ilusión cuando me llamaron para contarme que se casaban. Son una pareja encantadora, es más, son como de la familia. Por eso quiero relataros su historia, su boda, una boda en la que no faltaron ni los detalles ni las emociones. A continuación os cuento lo divertido que fue el enlace.

Continue reading

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon

Mi gran pasión…

Siempre hay alguien que toma un papel especial en nuestras vidas, en mi caso, como para muchos de vosotros, era mi padre.

Por él, comencé mis estudios de Ingeniería de Caminos, pero, al poco tiempo, me di cuenta de que, aquello, no era lo mío.

En mi infancia, me encantaba ayudar a mi madre en todas las fiestas que se daban en casa, pues ella adoraba reunirnos a todos en familia y con nuestros amigos.

Algo que nunca faltaba eran las flores, esas flores que siempre daban vida a la entrada, al salón, al comedor… su peculiar olor era indescriptible y aún más especial cuando las cogía del jardín de la casa del abuelo, en verano. Ella siempre estaba pendiente de cada detalle: que si los platitos de pan, los manteles o los jarrones.

Por eso, desde muy niña, he crecido viviendo las celebraciones que se hacen con cariño, con amor, como si de un hijo se tratase. Hoy, junto a lo vivido, traslado también, mi ilusión, mi interés y mi experiencia a cada una.

Me adapto a cada gusto y sus posibilidades, pero, sobre todo, transmito mi especial dedicación a vosotros, creo que ese es parte de mi éxito.

 

 

FacebookTwitterPinterestGoogle +Stumbleupon