·Una boda de ensueño·

A Ana y a Manu los conozco personalmente y he de decir que me hizo especial ilusión cuando me llamaron para contarme que se casaban. Son una pareja encantadora, es más, son como de la familia. Por eso quiero relataros su historia, su boda, una boda en la que no faltaron ni los detalles ni las emociones. A continuación os cuento lo divertido que fue el enlace.


Probando texto alternativo
PRIMERA PARTE

Ana y Manu llevaban casi media vida como novios y, tras tantos años juntos, él se decidió a dar el paso; allí, en Argentina, -¿y por qué no?, se dijo. Un lugar en el que estaban de viaje y que, sin duda alguna, comenzó a ser uno de los sitios más bonitos y especiales para ellos a partir de ese momento.

Tras la celebración, la novia me hizo llegar las maravillosas fotos del enlace tomadas por el equipo de Elena Bau, la fotógrafa. Así podemos enseñaros en primicia las mejores imágenes de tan fantástico álbum en el que me fue verdaderamente difícil escoger. ¡Quería enseñároslas todas!

He de destacar que la mayoría de proveedores que formaron parte para que todo saliese a la perfección, era gente emprendedora, que con mucha ilusión, esmerándose en su trabajo y con buen gusto consiguieron que tanto los novios como los invitados desearon que nunca se acabase aquello.

Son una familia especial, y no porque me une algún lazo con ellos, si no porque formar una gran familia no es cosa fácil. Teniendo nueve hermanos, imaginaros la de sobrinos que correteaban aquel día por los jardines de la casa…

                

Empezaré por los accesorios… ¿qué novia no quiere lucir lo más ideal posible el día de su boda? Ana optó por un tocado a medida de la firma Marruca, los zapatos de Aquazzura y las joyas pertenecientes a su familia.


Maquillada por el grupo Bobbi Brown y peinada por Alexia, sin duda, dos de las mejores elecciones.

El vestido de la novia, original, perfecto, natural con encajes y escote en la espalda… La diseñadora Carmen de Pablo fue capaz de transmitir en una prenda todo lo que la novia deseaba contarnos en su día más especial. Lo más importante: la definía a ella misma.

Le ayudaron a vestirse sus hermanas y su madre con la que tiene cierta afinidad y presenta similitudes. Esta llevaba un espectacular vestido del malagueño diseñador Ángel Palazuelo.

El ramo de la novia era de La Buganvilla, con rosas beiges y flores salvajes.

   

Las damitas y pajes, vestidos blanco con bolsillos estampados y capotita de esparto anudadas con lazo buganvilla, bermudas beiges y camisas cuello mao a rayas, ¡No pararon quietos desde que se levantaron de la cama aquella mañana!

Como se puede ver en las imágenes, tanto Manu como su padre tienen especial gusto por la caza, y de ahí que él quisiese fotografiarse rodeado de algo que le define tanto.

El novio, un chaqué a medida de la conocida sastrería Feder & Laberal

La madre del novio, y madrina de la boda, lució un vestido y mantilla blanca de BGO & me.

Y sus hermanas, simplemente espectaculares…

To be continued…

Written by Marta Cañete